<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=697453824179120&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Apertura tu cafetería respetando tu presupuesto Parte 1

Es una realidad que tenemos toda la intención de cumplir nuestros proyectos, sin embargo, casi siempre el presupuesto es el punto que nunca respetamos y quedamos por arriba de él.

Si tienes pensado abrir una cafetería te estarás preguntando cuáles son los requisitos para abrir una cafetería que van a tener el impacto más notable en el futuro de tu negocio. A menudo resulta difícil hacer cálculos preliminares debido a la gran variedad de parámetros que pueden influir en tus costos. Si te estás preguntando cómo abrir una cafetería sin pasarte del presupuesto, debes tener en cuenta desde el principio tus gastos más importantes.

Procura elaborar un presupuesto realista, teniendo en cuenta el arrendamiento, los costos del diseño interior y de la rehabilitación del edificio, el equipo necesario para una cafetería y todo lo necesario para el comedor, la nómina de los empleados, el menú, y el costo de tu inventario.

.Hasta que tomes una decisión sobre el concepto de tu marca y la zona en la que abrirás tu negocio, no tiene sentido ponerse a buscar cifras exactas. Es mejor tomar como punto de partida una evaluación general de las diferentes alternativas que pueden afectar los costos iniciales de tu negocio. Así te será más fácil averiguar qué gastos debes priorizar y qué productos de primera necesidad debes comprar para evitar gastos superfluos.

1. ¿Qué modelo de negocio vas a elegir?

Si quieres entender cómo poner una cafetería, definir el modelo de tu negocio es una de las prioridades principales. Lo más importante siempre será adaptarte a tu presupuesto. Puedes comenzar tu proyecto con menos presupuesto y poner una cafetería pequeña, o ser más ambicioso y tener un gran espacio con un diseño temático.

La presentación y configuración de tu cafetería deberá ir orientada a la clase de cliente que quieras atraer. Otro aspecto muy importante es el menú que quieres servir, y deberás decidir por ejemplo si quieres servir comida caliente con tus bebidos, pasteles, etc. Hay muchas ideas para cafeterías que pueden resonar con tu modelo de negocio ideal.

Deberás valorar también el tamaño de tu modelo de negocio y entender los costes y riesgos que conlleva cada tipo de cafetería: si abres una cafetería pequeña con café para llevar, tendrás una capacidad más limitada que si alquilas un local grande y creas un espacio donde tus clientes puedan sentarse a tomar un café.

2. Prepara un buen plan de negocios

Un plan de negocios para tu cafetería es solo una guía que explica cómo piensas administrar tu negocio, y los pasos que seguirás para asegurarte de que tu negocio sea exitoso. Es esencial para llegar a entender mejor cómo iniciar una cafetería. 

Tu plan de negocios para cafeterías deberá incluir los siguientes datos:

  • El modelo de negocio que quieres implementar

  • Tus competidores

  • Como vas a destacar entre la competencia

  • Tus finanzas

  • Las inversiones adicionales que necesitas para tu negocio

  • Tu público objetivo o mercado

Un buen plan de negocios es muy importante si quieres atraer inversores que te ayudarán a financiar tu negocio en sus etapas iniciales, así que debes definir con mucha claridad en tu caso que se necesita para poner una cafetería.

3. Cómo financiar tu cafetería

Si necesitas más flujo de efectivo para lanzar tu negocio, existen múltiples opciones que debes de tener en cuenta.

  • La inversión privada, que a menudo proviene de amigos o familiares. Debes de tener en cuenta que abrir una cafetería conlleva bastantes riesgos, y es por esto que debes tener tu plan muy claro si vas a usar esta opción. 

  • Los créditos del gobierno. En México encontrarás préstamos del gobierno con una tasa de interés anual del 6%, que ofrecen hasta 500 mil pesos para ayudar a diversos emprendedores a lanzar sus negocios.

  • Préstamos bancarios. Vale la pena explorar estos préstamos también, aunque a menudo necesitarás tener un aval o experiencia en el sector para que lleguen a hacerte una buena oferta.

Ten en cuenta también que a menudo los emprendedores recurren a modelos de financiación mixtos, usando distintas fuentes de crédito. Recuerda preparar un buen proyecto de inversión de una cafetería te ayudará mucho en este respecto.

4. Permisos para una cafetería en México

Las principales licencias que necesitarás para abrir tu cafetería son:

  • La licencia de funcionamiento o declaración de apertura. Esta licencia es gratuita y en varios estados se puede hacer por Internet.

  • Permiso de uso de suelo. Este trámite tiene costo y su precio dependerá del estado donde lo realices. Tiene vigencia de dos años y lo puedes obtener normalmente en menos de 10 días.

  • Anuncios exteriores. Su coste depende del tamaño de tu negocio.

  • Registro Federal de Contribuyentes. Puedes completar en este enlace https://www.sat.gob.mx/personas/tramites-del-rfc, y te ayudará a obtener tus obligaciones fiscales.

Adicionalmente, puedes obtener también para la venta de alcohol si tienes pensado vender bebidas alcohólicas. Recuerda que los permisos son los requisitos para abrir una cafetería.

5. Cómo elegir el mejor local para tu cafetería

Los factores más importantes que debes tener en cuenta a la hora de abrir tu cafetería son la ubicación y rentabilidad, y el diseño de tu negocio.

Ubicación y rentabilidad

Los locales cerca de los centros de negocios, los centros comerciales, las zonas peatonales más concurridas y las zonas turísticas atraerán un tráfico continuo de comensales que te garantizará un negocio mucho más lucrativo.

Los emprendedores más avezados no le quitan el ojo de encima a estos locales y no tardarán en ocuparlos. Los empresarios que entienden lo crucial que es encontrar un local rentable para sus negocios no se demorarán en obtener un contrato de alquiler. No obstante, hay que tener en cuenta que si tu alquiler te va a costar un ojo de la cara, corres el riesgo de afectar a la rentabilidad de tu negocio.

Para que te puedas hacer una idea, hemos buscado precios de renta en algunas de las colonias más populares en Ciudad de México en la página Propiedades, y seleccionamos un par de ejemplos que se acercan al promedio para cada zona.

Condesa

Roma

Santa María La Ribera

Coyoacán

15,000 MXN al mes. 20m² con medio baño.

15,000 MXN al mes. 1 baño en un mercado. 11m².

7,000 MXN al mes. 1 baño, 28m².

6,000 MXN al mes. 18m² con medio baño.

 

60,000 MXN al mes. 3 baños, 156m².

18,000 MXN, 40m² con medio baño.

Si quieres elaborar un presupuesto razonable para el alquiler de tu local, primero debes calcular tus ingresos proyectados y estudiar el costo de renta promedio en tu zona. Una vez que hayas hecho estos cálculos, te será más fácil entender los precios de alquiler que te puedes permitir. 

Según un estudio realizado por la asesoría estadounidense RestaurantOwner.com, el costo total de tu alquiler (incluyendo los costos de los impuestos inmobiliarios, tu seguro, etc.) debería situarse entre el 6 y el 10% de tus ventas brutas si quieres que tu negocio sea rentable.

Tomemos como modelo un negocio con un volumen de ventas previstas anuales de $1,000,000 MXN. La renta que más te conviene estará entre los $1,000,000 X 10% = $100,000 y $1,000,000 X 6%= $60,000 anuales. 

Digamos que estás buscando un local de 100 metros cuadrados y que te puedes permitir pagar $60,000 de renta cada año. Esto significa que deberías buscar un local que puedas alquilar por $600 por metro cuadrado al año, o $50 por metro cuadrado al mes. En este caso, te interesaría encontrar un local que no te cueste más de $50,000 al mes.

Para tu diseño, céntrate en lo más práctico

Si necesitas rediseñar el espacio que has escogido, deberás tener en cuenta los sueldos de los contratistas, los materiales de construcción, el mobiliario, y todo el equipamiento necesario, así como los costos de tu decoración de interior. Para crear un plano de planta que satisfaga las regulaciones de salud y de construcción, te aconsejamos que contrates a un interiorista y a un equipo técnico con experiencia.

Si los inquilinos anteriores de tu nuevo local ya operaban un restaurante o una cafetería y solo te va a hacer falta realizar pequeñas reparaciones y poco trabajo de remodelación, basta con que contrates un decorador autónomo, un asesor y un equipo de construcción, y así podrás coordinar el trabajo de tu equipo como a ti te plazca.

Si tu local requiere un proyecto de remodelación de gran escala, es aconsejable que contrates una agencia especializada en el diseño interior para el sector de servicios alimenticios. Te asesorarán en las mejores prácticas para reducir los costos necesarios para abrir tu cafetería y te brindarán la oportunidad de convertir tu proyecto de renovación en una realidad:

  • Recopila la información clave para tu proyecto (el concepto, tu menú, la superficie de tu local, etc.)

  • Elige tu diseño y tu plano de planta para que te sea más fácil visualizar cómo tu concepto puede encajar con tu nuevo local, teniendo en cuenta tus operaciones comerciales, el movimiento de comensales y tu aforo máximo.

  • Selecciona las herramientas necesarias para que tu personal esté preparado para servir y cocinar todos los platillos en tu menú, para atender la barra, y el mobiliario que mejor se ajuste a las necesidades de tu clientela.

  • No te olvides de mantener organizado todo el papeleo, las cotizaciones para tus aparatos de cocina y para tus muebles, la información sobre los materiales de construcción, tus certificaciones de salubridad, las garantías para todos tus utensilios, etc.

  • Coordina el trabajo de tu equipo de construcción, intenta conseguir descuentos comprando tus muebles y tus utensilios de un mismo proveedor, asegúrate de que todo encaja con tus diseños, e instala todos tus aparatos electrónicos una vez que hayas finalizado la obra.

Si quieres contratar una agencia de buena reputación para modernizar tu local, esto conllevará un desembolso de acorde con el renombre de la agencia. Pero por otra parte, también te garantizará recibir la documentación adecuada y que tu negocio esté en cumplimiento con la normativa vigente sin comprometer el futuro rendimiento de tu empresa.

El costo del diseño de tu local variará mucho dependiendo del alcance del proyecto, los plazos que hayas establecido, y el nivel de experiencia de tu diseñador. De promedio, el costo para el diseño de un local equivale a 10-25% de tus costos de construcción. 

Si estás buscando inspiración para el diseño de tu cafetería, Pinterest e Instagram son buenos puntos de partida, aquí podrás encontrar inspiración para toda clase de conceptos, tanto si quieres abrir una cafetería vintage como si quieres abrir una cafetería moderna. Y si quieres empezar a hacer cálculos más concretos, puedes dirigirte a páginas como Rak para pedir una cotización y hacerte una idea de cuánto te costarán tus muebles. 

Espera la siguiente semana la 2ª Parte de este interesante articulo.

En Cooking Depot contamos con un amplio portafolio de estufas para tus cocinas industriales. ¡Contáctanos!

Nueva llamada a la acción

Vinicio Castañeda

Vinicio Castañeda

Con más de 22 años de experiencia, mostrando un alto desempeño y una gestión de nivel ejecutivo, Vinicio tiene un amplio conocimiento de la industria F&B en Norteamérica, Centroamérica y México. Encabeza en la actualidad la firma de la consultora V adviser.

Déjanos tus comentarios

Artículos relacionados

Branding ideal para tu Restaurante

Este artículo va a explicar el diferencial que lograría el sector gastronómico utilizando el branding para restaurantes. Lee lo que viene porque aquí puede estar la respuesta que buscas y la tranquilidad de tener un objetivo claro.

El "Mesero", es una especie en extinción

Es una realidad que tenemos toda la intención de cumplir nuestros proyectos, sin embargo, casi siempre el presupuesto es el punto que nunca respetamos y quedamos por arriba de él.

Apertura tu cafetería respetando tu presupuesto Parte 2

Es una realidad que tenemos toda la intención de cumplir nuestros proyectos, sin embargo, casi siempre el presupuesto es el punto que nunca respetamos y quedamos por arriba de él.