<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=697453824179120&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

La limpieza en restaurantes, una prioridad

En pocos negocios la limpieza es tan importante para el éxito de los mismos como en los restaurantes. La razón es obvia: se trata de un lugar de consumo de alimentos, se trata de salud humana.

De hecho, es evidente que mantener limpio tu restaurante resulta esencial en todos los aspectos.

Los clientes, su confianza y preferencia 

AdobeStock_111052172

Desde las primeras impresiones, desde que entran al local, los clientes observan la limpieza del lugar. Si el área de recepción, por ejemplo, se ve algo sucia, probablemente asuman que el resto del restaurante también lo está y que no es higiénico, lo que puede hacer que se vayan sin siquiera probar tu comida. O bien, basta que lean en internet la crítica de alguien que se haya quejado sobre limpieza y lo más probable es que ni siquiera acudan a tu local.

Las regulaciones e inspecciones de salubridad

La falta de aseo en un restaurante, especialmente en la cocina, puede convertirse rápidamente en contaminación por bacterias peligrosas. Eso, a su vez, en gente enferma, lo que una inspección de salud no pasa por alto, y por eso está en las regulaciones a todos los niveles. Además, un restaurante limpio raramente tendrá presencia de plagas, lo que evitará gastos en desinsectación y desratización.

El derecho de los empleados

Sí, es un tema de dignidad laboral. Tus colaboradores deben tener un ambiente de trabajo limpio y cómodo. Lo contrario puede generar rápidamente efectos negativos de todo tipo.

La contaminación cruzada

Si falta limpieza en cualquier área de la cocina, los contaminantes pueden entrar fácilmente en los alimentos que están preparando y sirviendo a los clientes. En un restaurante limpio siempre es más fácil conservar alimentos en buenas condiciones, evitando desperdicios y problemas.

Una investigación realizada por NSF International, organización mundial independiente de salud pública y ambiental, determinó que las principales fuentes de contaminación bacteriana en la cocina son las juntas de licuadoras, abrelatas, espátulas, los cajones de almacenamiento de verduras y carnes del refrigerador, el hielo, los dispensadores de agua y las tapas de las carnes frías.

Si no se lavan correctamente, estos utensilios y áreas de cocina pueden generar microorganismos patógenos asociados a las toxiinfecciones alimentarias, como salmonella y listeria, entre otros. También pueden presentarse mohos y levaduras por la falta de aseo.

Como puedes ver, se trata de una exigencia de limpieza constante y exhaustiva, que en efecto representa bastante trabajo, por lo que es probable que pienses en que alguien más se encargue de éste. Y en realidad, es buena idea, los servicios de limpieza de restaurantes permiten que el personal se enfoque en sus tareas principales y no se sobrecargue.

Además, los servicios comerciales de limpieza para restaurantes pueden estar bien equipados para desinfectar y desengrasar a fondo cocinas de gran volumen y mantener el buen aspecto de otras áreas de su restaurante.

¿Con qué podrían ayudarte los servicios de limpieza?

Servicios de limpieza para tu restaurante

Entre las ventajas que ofrece un servicio externo está que normalmente trabajan o pueden hacerlo fuera del horario del negocio y limpiarán tan a menudo como lo necesites.

AdobeStock_216501060

Pueden encargarse tanto de la limpieza ligera o de superficies, como aspirar, quitar el polvo y limpiar ventanas y puertas, así como de la limpieza profunda y especializada, principalmente en áreas de cocina donde las superficies necesitan ser desengrasadas y desinfectadas, o poner cera a los pisos, lavar la alfombra, las butacas del comedor, etc. 

Debes pensar primero en qué áreas deseas que limpien los servicios externos. Las principales a considerar son:

  • Cocina
  • Baño
  • Vestíbulo
  • Comedor
  • Detrás de la barra
  • Oficina del gerente
  • Sala de descanso

Tres pautas para mantener limpio el restaurante

Una vez que funciona la calendarización de limpieza adecuada, es conveniente complementarla con operaciones para mantener limpio el lugar.

1. La regla de la media hora

Cada vez que terminen de consumir los clientes habrá que barrer, limpiar y secar el suelo del local. Eso mejorará el aspecto del restaurante y evitará la contaminación. Muy importante es no utilizar limpiadores con aroma fuerte, ya que afectaría la percepción de los clientes en relación a los alimentos.

Cada media hora, limpiar el baño. Para muchos clientes hay una relación directa entre la limpieza del baño y la de la cocina.

2. Limpiar y desinfectar cada día

Limpiar y desinfectar son las dos acciones básicas de higienización y deben ser diarias. Para la limpieza, lo básico es el detergente. Así se removerá la suciedad superficial y se eliminarán restos de materia. Para el proceso de desinfección, que es más exigente, con el fin de destruir los pequeños microorganismos que han sobrevivido al proceso de limpieza, por lo general, se usan productos químicos. Esto aplica para todo, superficies, equipos, utensilios, vajilla, etc. En el caso de la cocina, además, hay que desincrustar las manchas de fogones y campanas, utilizando productos desincrustantes.

3. Todas las áreas cuentan

La cocina es, sin duda, lo más importante. Hay que limpiarla constantemente y evitar que platos y utensilios sucios se acumulen, pero todas las áreas son importantes. Es necesario, por ejemplo, poner especial atención a las mesas y a las barras: incluso cuando no las hayan utilizado, siempre hay que limpiarlas de nuevo para que no se acumule el polvo.

También es muy recomendable que hagas una calendarización de limpieza general del restaurante para mantener aseados y desinfectados la cocina y los almacenes, así como el salón general y el bar. 

Un restaurante limpio crea un ambiente acogedor, condiciones de trabajo más seguras y reduce los riesgos de salud. No subestimar este tema es primordial. Y dejarlo en manos expertas, una buena opción.

Menú de recursos Cooking Depot

Karla Garza

Karla Garza

Observadora implacable con experiencia de más de una década en áreas operativas y de servicio en restaurantes de todo tipo. Disfruta y aprecia con entusiasmo la magia de una buena comida y un excelente servicio.

Déjanos tus comentarios

Artículos relacionados

Curiosidades y elementos del uniforme de cocina

Te presentamos aquella indumentaria para que puedas transmitir la imagen y el estilo de tu restaurante.

El broche de oro operativo: la rutina de cierre en restaurantes

Ahora más que nunca se debe asegurar un lugar de trabajo limpio y seguro para todos, y las listas de verificación son una herramienta indispensable.

Menos grasa en el menú: cómo seguir la tendencia

Recuerda que las nuevas generaciones están más preocupadas por su salud.